MEDITACIÓN DIARIA EN AMBIENTES EDUCATIVOS



"Es importante que los valores espirituales y éticos de la vida sean enseñados apropiadamente. Podemos desarrollarnos espiritualmente a través de un proceso de meditación. A través de la meditación no sólo desarrollamos los valores humanos superiores, sino que también realizamos nuestro verdadero yo y obtenemos el conocimiento acerca del alma en nuestro cuerpo"

La investigación ha demostrado que la meditación nos vuelve más enfocados y centrados, reducimos el estrés del cuerpo y la mente, permite que podamos aprender más rápido y eficientemente, nos ayuda a enfrentar los problemas con mayor tranquilidad, y a sentirnos frescos y animados durante el día; además nos permite conectarnos con la paz interna de nuestra alma.

La experiencia mística y conexión con nuestra alma que podemos tener a través de la práctica diaria de la meditación, garantiza la formación de niños y niñas con los más altos valores éticos y espirituales. Al adulto lo fortalece para vivir en armonía con su entorno y ser ejemplo para su comunidad. No se debe confundir la espiritualidad con los ritos y rituales de cada religión. Las enseñanzas espirituales están dirigidas a todas las personas, independientemente de su raza, credo o religión; sean ricos, pobres, sabios o iletrados. La técnica de meditación jyoti utilizada en éste programa, puede ser practicada por cualquiera tipo de persona.

Los grandes Santos, Místicos, Maestros y líderes espirituales de la historia y de todas las relgiones, nos dicen que la clave para la paz externa se encuentra en las profundidades internas de cada persona y que al desarrollar nuestro ser total, podemos encontrar paz duradera e irradiarla a los demás. Al proporcionarles a los niños una base tal, su educación toma un nuevo significado y les entrega las herramientas para que verdaderamente tengan éxito en todas las esferas de la vida.

10 razones para meditar diariamente en la escuela



1. Nos volvemos más enfocados y centrados.

2. Contactamos la paz interna de nuestra alma.

3. Nos sentimos frescos y animados.

4. Reduce el estrés en el cuerpo y la mente.

5. Nos ayuda a enfrentar los problemas con tranquilidad.

6. Un estado mental relajado ayuda al proceso de aprendizaje.

7. Experimentamos a Dios a través de un viaje de Luz y Sonido interno.

8. Aprendemos más rápido y más eficientemente.

9. Crea un ambiente de paz en el salón de clases.

10. Encontramos la respuesta a muchas preguntas de la vida.